Quien no vote hoy y no justifique su inasistencia en los próximos sesenta días tendrá paralizado cualquier trámite que haya encarado o pretenda encarar en jurisdicción nacional, provincial o municipal, hasta que no normalice su situación.

Los padrones electorales de Mendoza tienen registrados poco más de un millón cuatrocientos mil ciudadanos en condiciones de votar y se espera  que unos 300 mil no voten. La infracción para quien no sufrague prevé multas de 50 a 500 pesos.

Sin embargo este año, está vigente el ítem Urna. Desde abril, rigen las modificaciones a las leyes Electoral (2551) y de PASO provincial (8619). Quien no vote hoy y no justifique su inasistencia en los próximos sesenta días  -antes del jueves 12 de octubre- tendrá paralizado cualquier trámite que haya encarado o pretenda encarar en jurisdicción nacional, provincial o municipal, hasta que no normalice su situación.

Esto incluye el cobro de planes sociales, la transferencia de automotores, la renovación del carnet de conducir o la percepción de un subsidio o una beca del Estado. Además tendrá imposibilitado el ejercicio de una función pública y de un empleo estatal hasta no haber cancelado la multa.

En estas PASO lo recaudado en multas a infractores irá a la Nación y no quedará en la Provincia a raíz de la unificación de fechas y el imperio de la ley electoral nacional. Pero en el futuro, podrá ir al Tesoro provincial en caso de desdoblamiento.

Por Redacción