El Gobierno de la Nación lanzó un nuevo proyecto de facturación en el que todo el año se paga lo mismo, en lugar de que existan amplias variaciones de entre $ 300 y 3.000 de invierno a verano.

La Secretaría de Energía comenzó a trabajar en un sistema de «tarifas previsibles» en el servicio de gas, donde se pagaría un mismo valor a lo largo del año, en lugar de pagar montos altos en invierno y bajos en verano.

Según trascendió en medios, el fin del Gobierno con este nuevo sistema es la misma que propusieron las distribuidoras en el mes pasado de abril, en ese momento el Ministro de Energía Juan José Araguren lo rechazó.

Este consiste en determinar un «consumo base» para cada período estacional. Definiendo como período «invernal» el que comprende los bimestres 3, 4 y 5, y como período «estival», el correspondiente a los bimestres 1, 2 y 6.

El objetivo es que la tarifa refleje el promedio durante el año, al contrario de la manera actual, donde la factura refleja el consumo durante el período específico. Es de cir, si se consumen 1.200 metros cúbicos de gas en el año, el usuario debería pagar unos 100 metros cúbicos por mes.

Este proyecto de facturación busca que un hogar no pague $300 en verano y $3.000 en invierno sino que le cobrarían todos los meses un monto similar, de acuerdo con fuentes oficiales.

Se aplicaría a principios del año próximo si se llega a un acuerdo con las empresas distribuidoras y lo aprueba el Enargas, con lo que que se calculará el precio de la tarifa de de la siguiente manera:

– Se sumará el total de m3 consumidos por el cliente en igual período estacional del año anterior.

– Se tomará 1/6 de ese periodo, el cual constituirá el consumo mensual promedio en m3.

– El mismo sería multiplicado por el valor de las tarifas vigentes a partir de abril 2018 y considerando la categoría alcanzada por el usuario al momento del cálculo. El dato es de abril pasado porque en ese mes se lo presentaron a Arganguren las distribuidoras.

– Ello determinará una cuota mensual, que será la que finalmente se incluirá en las facturas y pagará el usuario durante los tres bimestrales que comprenden el período estacional siguiente.

– Este efecto permitirá mantener el importe de las facturas similares durante el semestre, de forma tal que facilite a los usuarios la planificación de sus gastos.

Fuente: Medios