La Obra Social de los Empleados Públicos cubrió  por primera vez una mamoplastía y el tratamiento hormonal para una mujer afiliada que decidió cambiar de sexo hace varios años.

Según informó a 2634 Martín Galera, subdirector comercial de OSEP, la obra cubrió la totalidad de la intervención, que se llevó a cabo en un hospital propio y la paciente se hizo cargo sólo del 10% de los implantes.

Uma Daniela Flores de 35 años, quien en 2012 realizó el cambio de nombre en su DNI., está internada en el Hospital Obstétrico Virgen de la Misecordia, y se encuentra evolucionando muy bien. Desde la mutual de los empleados públicos de Mendoza sostuvieron que el tratamiento hormonal y la mamoplastía se realizaron porque es lo que dispone la Ley 26.743, de Identidad de Género.

Desde la Obra Social se argumentó que la paciente fue atendida por un equipo interdisciplinario tanto en lo físico como en lo psicológico, preparándola para la operación y el proceso hormonal, para que su cuerpo estuviese acorde a su voluntad. Uma estaba en condiciones físicas y psíquicas como para afrontar la operación por eso se llego a buen puerto.

El caso de Uma tomó notoriedad a raíz de una denuncia por discriminación presentada ante la INADI, cuando intento ingresar al Instituto de Seguridad Publica de Mendoza y fue rechazada por su condición. «Pero ud tiene testiculos», le habrían declarado en ese momento.

Uma, que se desempeña como técnica en hemodiálisis en el hospital Central y estudia segundo año de derecho en la UNC, dijo a Telam: «el 90 por ciento del colectivo trans ejerce la prostitución. No importa que tan capacitada estés. «Estoy muy feliz. Hoy me hicieron una mamoplastía y después del post operatorio, en una segunda etapa, me haré la gluteoplastía, porque todo junto no se podía»

Por Redacción