Afiliados con discapacidades motrices o amputaciones que esperan desde hace meses sillas de ruedas, bipedestadores, prótesis, férulas, andadores y otros dispositivos de rehabilitación, fueron informados que sus expedientes serán tratados recién en 2019 por falta de presupuesto.

Al cuantioso aumento de hasta 730% en coseguros de cirugías –en un periodo de siete meses- sin informar a los afiliados, la OSEP sumó otra grave situación que afecta a las personas que padecen discapacidades motrices.

Es que desde la administración de la obra social del Empleado Público se informó a unos 300 pacientes que esperan desde hace meses la autorización para adquirir elementos vitales para su recuperación y tratamiento de enfermedades (silla de ruedas, bipedestadores eléctricos, andadores, prótesis, férulas, et.), que sus expedientes serán tratados en el ejercicio siguiente (2019) por falta de presupuesto.

Desde hace tiempo, la CTA de los Trabajadores viene denunciando el destrato por parte de la obra social hacia sus afiliados, quienes deben pagar por la ineficiencia de la dirección general, la cual destina millones de pesos mensuales en publicidad, y otros cientos de miles en alquileres de oficinas que en tres años no cuentan con un uso específico más allá de eventos políticos (como la de calle Salta y Vicente López), a costa de la vulneración de derechos de las personas que necesitan una respuesta inmediata.

 Por Redacción