El día de ayer PAMI puso en pie una nueva metodología de orden electrónica en la provincia, su objetivo agilizar el sistema y llevar mayores controles.

El titular de la obra social de los jubilados, Carlos Valcarcel, argumentó a distintos medios, que durante el primer tiempo éste nuevo sistema coexistirá con el antiguo. Y remarcó que lo más importante es que esto no afecta a los afiliados, sino que es un mecanismo de contralor y de registro interno.

Explicó que los médicos en lugar de escribir una receta solicitando análisis en puño y letra, tendrán que hacerlo de manera informática,  luego se deberá imprimir el pedido, firmarlo y sellarlo.

Como ventaja en ésta nueva modalidad de realizar pedidos electrónicos es que accederá sistema permitiéndole tener un registro detallado y así se evitará el problema de la ilegibilidad de las recetas médicas.

De esta forma se podrá conocer detalladamente lo que solicita un médico de cabecera o especialista, y corroborará si las normativas de consumo internacionales concuerdan con lo que hacen los doctores.

En este momento el sistema está aplicado en lugares donde hay acceso a internet. Todos los especialistas pueden hacer la Orden Médica Electrónica, o seguir ocupando la receta tradicional. El fin es lograr lo mismo que con la receta digital.

Por Redacción