Desde mañana, el precio del pasaporte argentino pasará de su precio regular a 950 pesos, lo que implicará un aumento del 73%, desde valor actual de 550 pesos.

El Registro Nacional de las Personas, Renaper, informó que el nuevo aumento es correlativo al costo que tiene el documento electrónico, que contiene información biométrica del ciudadano.

Luego remarcó que además, el Estado no obtiene ganancias por la producción y emisión del documento, cuyo valor refleja el costo de producción y está certificado por norma internacionales tanto en su proceso de elaboración como de distribución.

«Para estar a la altura de las exigencias internacionales en cuanto a documentos de viaje es necesario contar con la tecnología que se utilizan en este sentido, lo que hace que tengamos que estar todo el tiempo invirtiendo en maquinarias y capacitación, por eso buscamos que el ciudadano que lo tramita pueda costear su producción sabiendo que recibe un documento de excelencia que le permitirá viajar sin inconvenientes», dijo el director del Renaper, Juan José D’Amico a Télam.

En tanto, un comunicado desde el Registro informó que; «el E-Pasaporte argentino está adecuado y sujeto a las recomendaciones y normativas de la Organización de Aviación Civil (OACI), que es el organismo internacional que según normas de seguridad emite sugerencias para la emisión de los documentos de viaje».

El mismo tiene una vigencia de 10 años y se ubica entre los menos costosos de Sudamérica, aseguró el Renaper.

Agregó también, que Argentina es el único país en el mundo en brindar el servicio de pasaporte al instante en aeropuertos internacionales, lo que incluye que ante alguna eventualidad y al cabo de dos horas, cualquier ciudadano argentino puede obtenerlo y viajar sin inconvenientes.

Según Index Passport, en el top 20 de los pasaportes más poderosos de todo el mundo el argentino se sitúa en el puesto número 15 con un acceso a 145 países sin necesidad de visa.

Fuente: Télam