El día de hoy se conoció un caso estremecedor que consternó a Mendoza.

Se trata de una niña de diez años que llegó al Hospital Notti con fuertes dolores abdominales, al ser revisada por los médicos constataron que la menor está embarazada de 32 semanas, ocho meses.

Esto asegura, por la edad de la pequeña, que hubo un nuevo caso de abuso sexual, por lo cual los médicos, de manera inmediata, alertaron a la Justicia.

La mamá de la niña la llevó al Hospital el día miércoles debido a un dolor estomacal que tenía hace días.

La fiscal que tomó el caso, Cecilia Bignert, dialogó con la menor, y apuntó a su tío de 23 años, que vivía en su casa, como quien había abusado de ella. A pocas horas se pidió la detención del joven.

La familia de la menor no habría notado que estaba embarazada, ya que es una niña robusta y su panza de ocho meses no era notoria, además de ser totalmente inesperada la situación.

El joven está detenido y continuará en esta situación hasta que se realice una prueba de ADN y se compruebe si es el padre del bebé. Quedó imputado por abuso sexual agravado por el vínculo y por convivencia.
Además la investigación deberá continuar con el resto de la familia para determinar si alguien conocía esta situación.  Comentó a los medios el procurador, Alejandro Gullé.
Por Redacción