El servicio eléctrico de las zonas rurales, principalmente en áreas de Mendoza y algunas de Santa Fe, corren el peligro de discontinuarse. Es debido al raid delictivo del que son botín cables y transformadores en zonas de producción agropecuaria. Diario El Ciudadano describe que «parte del suministro eléctrico puede fallar»

«La denuncia provino de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas, FACE, desde donde levantaron la señal de alerta por los hechos que se han multiplicado en tiempos de pandemia por el coronavirus», expresa el medio provincial.

José Álvarez, titular de FACE y de la Cooperativa de Electrificación Rural Alto Verde y Algarrobo Grande Ltda. de Mendoza, informó que “los robos de cables y transformadores han crecido muchísimo en 2020. Mientras en los últimos cinco años sufrimos el robo de un transformador por año. En lo que va de este año ya hemos registrado 25, solamente en la Zona Este de Mendoza”.

Por ese motivo, este martes el dirigente mantuvo reuniones con parte de la cúpula policial con jurisdicción en las zonas de Mendoza donde se están registrando los robos: “Hemos analizado que los materiales robados no están saliendo de Mendoza. Mucho menos de la zona Este provincial. Por los controles que hay para salir de la provincia cuyana. Y nos llama mucho la atención que tampoco se han detectado robos similares en el Sur mendocino”.

Este último motivo lo hace sospechar a Álvarez que en el Este de Mendoza estaría operando una banda especializada en esos tipos de hechos: “No hay salida de la zona por la pandemia. El negocio está acá. Hacen inteligencia porque no suceden en los barrios rurales. Se producen en lugares alejados donde pueden actuar al amparo de la soledad”, refirió.

La nota completa en el siguiente enlace:

https://www.ciudadanodiario.com.ar/la-provincia/advierten-que-parte-del-suministro-electrico-rural-podria-fallar

Fuente: diario El Ciudadano