La empresa Arcor pidió a sus empleados que tomen sus vacaciones debido a la acumulación de stocks por la fuerte caída en las ventas.

La decisión de la compañía afectará a 1700 trabajadores de 3 plantas; la de Colonia Caroya, en la provincia de Córdoba; Villa Mercedes, en San Luis; y Salto, en Buenos Aires.

Cerca de 1700 operarios saldrán obligatoriamente de vacaciones el mes que viene durante dos semanas, tiempo en el que la empresa prevé comercializar sus stocks para poder volver a producir.

La empresa aclaró a Ámbito que la medida está dentro de lo contemplado y aseguró que no evalúa suspensiones ni despidos.

El grupo empresario que cerró en mayo sus 2 plantas de conservas “La Campagnola”, en San Martín, cerró en mayo la planta de elaboración de productos La Campagnola de Río Negro. No trabajará esta temporada, también a raíz de la caída de ventas.

Fuente: Ambito