La Asociación de Viñateros de Mendoza dialogó con pares de la vecina provincia buscando soluciones y combatir la situación terminal de la vitivinicultura en la Argentina.

La Asociación de Viñateros de Mendoza participó de la Asamblea Regional de Viñateros que se realizó en la localidad sanjuanina de Media Agua. Desde el presente año es interés de las entidades de ambas provincias nuclearse y tratar temas comunes que afectan a la vitivinicultura del País. Los miembros de AVM presentaron un diagnóstico de la actividad hoy, y el panorama de la quinta zona mendocina, castigada con el granizo.

Una preocupación común de los productores mendocinos expuesta en la asamblea fue la escasa rentabilidad en la venta del vino. Los productores se encuentran en una situación terminal. A esta difícil situación se suma la actual crisis hídrica que repercute de manera directa en las fincas de la Provincia de Mendoza. Ante el presente escenario, desde AVM, se propusieron alternativas para mitigar efectos y aunar la lucha entre las provincias productoras más importantes del País.

Como temas comunes de análisis se presentaron los desajustes en la cadena de valor de la vitivinicultura; los contratos de venta de uvas dolarizados y el precio mínimo. Otras de las ideas se dirigieron a la conformación de un pool de ventas de uvas blancas. La anfitriona, la Mesa Vitivinícola de San Juan, contó con la presencia también de la Cámara de la Producción, Empaque y Comercio Frutihortícola de San Juan, la Asociación de Viñateros de Angaco, la Asociación Civil de Viñateros Autoconvocados, la Sociedad de Chacareros Temporarios de San Juan y Consorcio de Cooperación.

Fuente: AVM