El precio de las materias primas, la inflación y la cadena de abastecimiento de insumos hacen imposible mantener el valor del pan.

El valor del kilo de pan superó los $100 en algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, y los panaderos prevén que el costo aumente en lo que resta del 2019 por el incremento de la harina. Una panadería necesita 100 bolsas de 50 kilos de harina para cumplir con su producción diaria.

La harina subió un 100% en los últimos 12 meses, y desde el sector panadero prevén que suba más. Así, en panaderías de Palermo o Recoleta el kilo ya está a $110, y desde ahí la marca baja a $80.

En Mendoza, desde la Federación Argentina de la Industria del Pan, su presidente Miguel Ángel Di Beta aclaro “El pan de 12 a 20 piezas costará 86 pesos. El mignon, 90 pesos. La docena de tortitas, 115 pesos. Las facturas comunes, 160 pesos. Estos son los precios que sugiere la Cámara Empresaria Panadera de Mendoza” detalló Di Beta

Relevamiento

2634 diario realizó un seguimiento en panaderías. En los departamentos esteños el precio ronda los $75, mientras que en San Martín algunos comercios tienen a casi $100 el kilo, los más económicos comienzan su oferta desde los 65 pesos. Mientras tanto en Santa Rosa los aumentos han demorado en llegar y el pan esta en $55. “El domingo anterior a la quita del IVA los distribuidores de harina aumentaron 20% las bolsas. En esa situación es imposible aplicar un descuento porque se lo Licúa el aumento”, comentó un reconocido panadero de la Ciudad de San Martín. Otro aspecto que mencionan los panaderos es la diferencia de costos entre los formales e informales.