Según el relevamiento que se realizó después de los actos de entrega, además de algunas publicaciones, se supo que algunos vecinos del Barrio Néstor Kirchner tuvieron que devolver las casas que les habían sido entregadas en el plan ProCreAr.

En algunos testimonios exclusivos con Diario 2634, hay vecinos que pagan $4.300 mientras que otros alcanzaban cuotas de $18.000, teniendo en cuentas que todas esas son viviendas con las mismas prestaciones, la misma cantidad de metros cuadrados y un terreno similar, sin mayores privilegios.

Es el testimonio de Julieta, quien es trabajadora municipal y también tiene horas docente por dar clases, ella aclara que la cuota era similar a la de sus vecinos hasta que presentó su certificado de horas docente, momento en el que la cuota de su vivienda escaló a los $15.000, monto que se le hace imposible afrontar. Asimismo, afirma que esperó a tener las llaves de la casa en mano, para poder concretar los reclamos, recurso que fue inútil porque tuvo que devolverla de todas formas.

Al momento en que ella se acerca al Banco para saldar sus dudas sobre el aumento vertiginoso de las cuotas, se encuentra con muchos vecinos del barrio que reclaman la misma situación, pero afirma que no sabe qué pasó con esta gente, si es que les habrán dado soluciones o habrán devuelto la construcción junto con los papeles.

En esta institución, una de las respuestas que recibió Julieta fue que “no debe hacerse problema porque ella es soltera y no tiene hijos”, como si alguien pudiese adquirir estas viviendas solo si tiene una familia conformada, sostiene con mucha impotencia. Lo que resta por saber y de lo que espera explicaciones gran parte de la sociedad, es qué se hará con estas viviendas que han sido devueltas al Gobierno.

Fuente: Redacción.