La Subsecretaría de Infraestructura Social Básica comenzará en agosto con el remplazo de la cubierta de techo en las escuelas 1-002 Manuel Blanco Encalada, de Junín, y 1-186 Juan Benjamín Terán, de San Rafael, con el objetivo de que las obras estén concluidas a mediados de 2020.

Las obras se realizarán a través de la modalidad de coeficiente de impacto individual. Entre ambas, está prevista una inversión oficial de $23 millones, financiados con fondos íntegramente provinciales. Contarán con un plazo de ejecución de 300 días.

En la actualidad, ambas escuelas presentan constantes filtraciones cada vez que llueve, con el inconveniente posterior de cortes en el sistema eléctrico debido a la humedad que deja el agua en los cables.

En el caso de la Escuela Blanco Encalada, los trabajos serán realizados por la firma Full Home SA, mientras que la tareas en la Benjamín Terán estarán a cargo de la empresa CLL Ingeniería, propiedad de Carlos Llorente.

“Se trata de dos obras muy importantes, que se sumarán a las que ya hemos hecho en otras escuelas de la provincia. Forman parte del plan de reparación integral de cubiertas de techos que venimos ejecutando en más de 60 establecimientos. Nuestro objetivo es concluir las intervenciones a mediados de 2020”, señaló el director de Mantenimiento y Reparaciones de Escuelas, Bernardino Rodríguez.

Más de 1.200 metros cuadrados de cubierta nueva

En el establecimiento ubicado sobre la avenida Mitre al 90, en el radio céntrico de Junín, la tareas contemplan el remplazo de más de 1.200 metros cuadrados de cubierta, que en la actualidad es de losa en algunos sectores y de entablonado y madera en otros. El nuevo techo será más liviano, con chapa de zinc enmalletada y aislantes, y cielorrasos de placas de yeso suspendidos.

A esto se le sumará un nuevo cableado y sistema eléctrico en todos los espacios cerrados de la escuela, y una importante refuncionalización integral de los grupos sanitarios, incluida todo el sistema cloacal de los mismos. La inversión definitiva en este caso rondará los $18 millones.

Chapa de zinc, cielorrasos, cableado y sistema eléctrico

Por su parte, en la escuela Terán, que está enclavada en el distrito Rama Caída, San Rafael, la intervención de Infraestructura Social Básica será similar: se remplazarán más de 1.000 metros cuadrados de cubierta (que por estos días es de teja colonial), y los actuales cielorrasos por placas de yeso suspendidas.

Además, en el edificio educativo del Sur provincial está previsto un recambio de todo el sistema eléctrico. La obra cuenta con un presupuesto que será de $5 millones.

Fuente Prensa Gobierno de Mendoza.