Se trata de Jésica Daniela Tolín, Reina Nacional de la Vendimia 2001, quien se encuentra aislada y en buen estado de salud. Ella trabaja en el Ministerio de Seguridad de la provincia.

Desde la repartición aseguraron que no tuvo contacto con ningún establecimiento penal en los últimos días como tampoco con personal de seguridad. Se activó el protocolo y probablemente sean aislados algunos de sus compañeros de trabajo.

Jésisca fue electa hace 19 años como representante de Maipú con más del doble de los votos que la Virreina, Soledad Michelotti, de Godoy Cruz. Tenía 18 entonces y hoy tiene 37, es psicóloga y sexóloga.