El presidente de Bolivia, Evo Morales y su vicepresidente renunciaron a sus cargos y se refugiaron en la localidad de Chimoré.

“Duele mucho que nos hayan llevado al enfrentamiento. He enviado la renuncia a la Asamblea Legislativa Plurinacional”, dijo Evo Morales y sentenció “fui víctima de un “golpe cívico, político, policial”.

El vicepresiente García Linera, por su parte agregó: “En las últimas horas han buscado muertes y por eso el presidente Evo ha decidido renunciar”. Luego agregó “Quiero decirles a todos y todas muchas gracias por acompañarme”.

“Quiero pedir disculpas por haber sido exigente en el trabajo. No fue para Evo, fue para el pueblo boliviano. Aquí no termina la vida, la lucha sigue” “, aseguró Morales.

La renuncia llegó luego de que las  Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía Boliviana le pidieron este domingo  que renuncie a su cargo para pacificar al país, sumido en una crisis política y social desde las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

El comandante en jefe de la institución castrense, Williams Kaliman, y el comandante de la policía boliviana, Yuri Calderón, leyeron comunicados, pidiendo la renuncia de Morales, quien este domingo convocó a nuevas elecciones para superar las anteriores, cuestionadas por la oposición y la OEA.