De modo escandaloso, diputados y diputadas fueron heridos por la represión policial mientras intentaban evitar que siguieran lanzando gases y balas de goma contra la manifestación de miles de personas de diferentes sindicatos, organizaciones sociales y partidos de izquierda.

El diputado Andrés «Cuervo» Larroque, del Frente para la Victoria, tuvo que recurrir a un puesto de enfermería por las secuelas del gas pimienta y los golpes que recibió de la Policía Federal. También se encontraba presente el diputado Pietragalla del mismo bloque.

Las motos y las camionetas de la policía, junto con los hidrantes, se avalanzaban sobre los manifestantes para desalojar la Plaza Congreso donde miles se habían hecho presentes para repudiar la votación del Presupuesto 2019, dictado por el Fondo Monetario Internacional.

En otro sector de la Plaza Congreso también se hizo presente la represión, que ocurría mientras la presidencia de la Cámara de Diputados se negaba a suspender la sesión.

Fuente: Medios