La primer jornada del juicio por la muerte de Ivana Milio comenzó con la audiencia de Guardir, donde se elije al jurado que estará a cargo de decir si el único imputado en esta causa, Julio Mendoza, es o no culpable.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Es la primera vez que se desarrolla un juicio con jurado popular, ya que en octubre del 2018 se aprobó la ley 9.108 que establece la participación ciudadana a través de jurados populares. El fiscal Dr. Oscar Sívori dio inicio a sus alegatos dando algunos detalles que desarrollará durante la audiencia, “Habrían estado tomando bebidas alcohólicas con Ivana previo al ataque”, que  “El ataque comenzó en el living comedor y culminó en la habitación”, que “tiene hundimiento del pecho producto de una fractura del esternón”, que “Mendoza golpeó varias veces con un TV LED el rostro de Ivana”. Que “hubo hechos de violencia previa”. Además indicó que la investigación se desarrolló mediante el protocolo de actuación en caso de violencia de género. A su vez señaló que hay factores de exteriorización en casos  de Violencia  Contra la Mujer como  la modalidad, violencia previa, saña, actitud defensiva e inferioridad física.El caso fue caratulado como Homicidio Agravado por el Vínculo y Femicidio.

Luego le tocó el turno al abogado defensor.  El Dr. Facundo De Oro  se dirigió al jurado indicando: “Ustedes  deben actuar en forma objetiva, no tienen que dejarse llevar por las emociones, Julio Mendoza tiene  presunción de inocencia y es el ministerio público fiscal quien debe demostrar la culpabilidad de Mendoza. Mi cliente es inocente hasta que se demuestre lo contrario, la defensa mostrará que Mendoza no le causó la muerte a Ivana Milio, no se dejen llevar por el humo, porque el humo ciega” concluyó.

Una vez concluidos los alegatos iniciales el Juez el Dr. Armando Martínez pasó a un cuarto intermedio. Al reanudarse el debate fue el turno de uno de los peritos que prestó su declaración ante el jurado, el perito de la Policía Científica de Mendoza fue quien estuvo en las dos primeras jornadas de peritaje en el domicilio de la víctima, dio detalles escalofriantes de lo que se vio en el lugar, paredes, placard y pisos con sangre, el estado en el que quedó el cuerpo de la víctima, todo esto acompañado de fotos que los presentes podían ver en las pantallas. A su vez detalló que se encontraron rastros papilares y hemáticos en el lugar, los que  después de ser cotejados por la AFIS se determinó que pertenecían a Mendoza.

La segunda testigo fue una Licenciada en Criminalística que está a cargo de la Identificación Forense, en su testimonio determinó que dichas huellas recolectadas en el lugar pertenecían al patrón de identidad de Julio Mendoza.

Mañana la jornada comenzará a las 9 de la mañana con la declaración de más peritos que explicarán ante el jurado lo actuado en su momento, primero será el turno de quien peritó el auto Ford Ka propiedad de la víctima y que fue abandonado lejos del lugar y encontrado horas después por la policía. Luego será el turno del médico que atendió a Mendoza después de entregase a la justicia, e indicará que tipos de lesiones tenía en ese momento. Y por la tarde será el turno del Médico Forense que realizó la necropsia, donde dará detalles específicos del estado en el que se encontró a la víctima.

Por Redacción.