El estadio cubierto “Leopoldo Brozovix” se colmó con más de dos mil personas que deseaban disfrutar del Torneo Nacional de Ascenso de Básquet. Los dos primeros minutos comenzó mal para el local con ventaja de seis puntos y, después, con los lanzamientos de tres puntos, se repuso y pasó al frente. Los sureños no se entregaron en ningún momento y usó las estrategias para poner nervioso tanto a su rival y el público.

Así hasta el último cuarto cuando perdió la brújula el local y cometió los mismos errores que al principio. Es decir, errático en el manejo de balón y ansioso por definir la serie. Eso lo aprovechó los rionegrinos y obligó a un quinto partido el sábado en Viedma. Tras finalizado el partido, se registraron disturbios. Los jugadores de Deportivo Viedma reaccionó con gestos que provocó la ira de la gente que arrojó botellas de gaseosas. Otros ingresaron a la pista pero rápidamente desplazados por los directivos del club y la policía. Esto continuó. Los hinchas se dirigieron por la parte de afuera al vestuario para increpar a los jugadores y éstos rompieron el vidrio en modo de respuestas.

Lo que parecía una fiesta con el acceso a semifinales, terminó mal y pudo ser peor. El accionar de los efectivos fue efectivo. Platense espera por el vencedor de Deportivo Viedma y Rivadavia Basquet.

FORMACIONES:
ASOCIACIÓN CIVIL RIVADAVIA BASQUET: Federico Grenni, Gonzalo Álvarez, Casey Jones, Quadir Welton, Abel Trejo. DT: Fernando Minelli
DEPORTIVO VIEDMA: Federico Mariani, Iván Knecht, Francisco Centeno Eligon, Fermín Thygesen, Maximiliano Tabieres. DT: José Luis Pisani.
ÁRBITROS: Oscar Martinetto (Córdoba) y José Domínguez (Capital Federal)

Por Adrián Grucci.-