La víctima de 57 años sintió un disparo, pero jamás se imaginó que la bala había impactado en su pierna.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Antonio de 57 años caminaba por la calle Comandante y las vías, en Rivadavia, cuando de pronto sintió una detonación y calor en su pierna lo que lo llevó a darse cuenta que el disparo había atravesando su rodilla izquierda.

El hombre ingresó por sus propios medios al Hospital Carlos Saporiti, donde fue asistido por el médico de guardia, quien le diagnosticó “heridas de arma de fuego en la pierna izquierda a la altura de la rodilla  con orificio de entrada y salida”, siendo derivado al Hospital Perrupato, para que lo vea un cirujano y un traumatólogo.

Según Fuentes del Ministerio de Seguridad, la víctima manifestó que momento antes del hecho, caminaba por el lugar y escuchó una detonación de arma de fuego. Al sentir un calor en la pierna constató que tenía un impacto de arma de fuego, desconociendo de donde vino el disparo y quien fue el autor.