Pese al frío y la lluvia, propietarios de gimansios protestaron esta mañana en Rivadavia pidiendo la apertura del rubro.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Lo hicieron mediante pancartas que decían: «la salud también se contagia, habiliten los gimansios». Banderas, lonas y demás elementos con las insignias de los gimansios, fueron apostados en el edificio municipal de Rivadavia.

Desde el sector se hicieron sentir voces de disconformidad cuando se había anuncia la apertura de shoppings, bares y restaurantes, y no había noticias para los gym.

«No damos más» aseguraron. Llevan más de 75 días sin trabajar, y si bien a los profesores se les permite el formato de «clase personal al aire libre», corren serio riesgo de cerrar los gimansios.

«Me llevó 20 años poder tener mi gimansios y lo voy a tener que cerrar», aseguró a 2634 un profesor de educación física en una nota la semana pasada. La realidad es muy dura para el sector, que ha presentado distintos protocolos para poder habilitar su trabajo y han sido rechazados.

La protesta estaba pensada para que fuera realizada en todos los departamentos de Mendoza, pero el frío y la lluvia complicó la acción.

Por redacción