Cansados por la gran cantidad de robos los vecinos del barrio San Isidro de Rivadavia realizaron una protesta con bocinas y cacerolas.

Desde sus hogares, sin violar la cuarentena, las familias del céntrico barrio  de Rivadavia hicieron escuchar su reclamo por más seguridad. Se trató de un bocinazo, acompañado de cacerolas, lo que se oyó anoche por parte de quienes se sienten en peligro, ya que aseguran que los hechos delictivos se producen a cualquier hora del día.
El vídeo compartido por vecinos del barrio: https://youtu.be/nHMhtL9D34I