Una vez más el blanco de los malvivientes fue una institición escolar, ésta oportinidad fue la escuela Bolaños en su jardín de infantes.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

La mañana de ayer no fue una más en la institución. El dolor por ver que un sector había sido víctima de la inseguridad, generó mucho dolor e indignación, no sólo por lo sustraído (algunos elementos de trabajo y una computadora propiedad de una docente) sino porque ahora los niños deberán culminar el año en otra escuela.

Debido a la falta de seguridad que existe, desde el Jardín informaron que hasta que concluya el ciclo lectivo 2018 la actividad se desarrollará en el Jardín San Martín Padre Ejemplar, que es de quién depende el que se encuentra en la Escuela Bolaños.

Por redacción.