La mujer oriunda de Junin no fue estafada gracias al accionar de su nieto cuando recibió un llamado telefónico dónde un desconocido le aseguraba que podía cobrar un retroactivo.

La mujer recibió un llamado telefónico y atendió su nieto, al contestar se encontro del otro lado de la línea un desconocido que le aseguraba que a partir de un fallo de la Corte de Justicia debía cobrar un retroactivo de 235.900 pesos.

El joven se presentó como Ever ante los estafadores y grabó toda la conversación y luego de varias preguntas, fue desarmando la historia que habían para estafar a su abuela.

La intención del delincuente era convencer a la mujer de efectuar una transferencia bancaria a través de un cajero automático para ser acreedora de este bono.

Luego de una charla de casi 10 minutos se logró desbaratar la estafa.