Martín Salas, un sereno de 35 años, se encuentra internado en la Clínica Francesa en terapia Intensiva. Según alega la familia no le quisieron tomar la denuncia y no hay detenidos por el hecho.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

El ocurrió en la mañana del sábado, cerca de las 7.15 horas, cuando Enrique, suegro de la víctima, recibió un llamado en que le comunicaron que a su yerno, Martín Salas, lo habían golpeado y estaba tirado en la vereda de la Escuela Nº 1-693 “Maestra Rodolfina Rosa Reta de Hendler” ubicada entre la calle Pública y la calle Antonio Rivero del barrio Perito Moreno de San Martín, lugar donde trabaja como sereno.

Enrique, en una entrevista radial de la zona comentó “A mí me llamaron para que fuera a buscar a mi yerno que los vecinos lo habían encontrado tirado afuera de la escuela desvanecido, se ve que cuando se estaba viniendo a la casa porque él sale a las 6, 6.30 lo habían agarrado. Cuando fuimos a verlo, era un desastre todo, estaba todo ensangrentado y estaba la policía”, comenzó contando Enrique.

Quien agregó: “Siempre se juntan a tomar ahí alrededor de la escuela y es una bandita de ahí del barrio que se hacen los poderosos y la gente no denuncia porque le tienen miedo. Pero esta vez llegaron lejos, mi yerno ahora está en Terapia Intensiva en la Clínica Francesa en Mendoza”.

Por otro lado sobre cómo está judicialmente la denuncia comentó: “Ayer fuimos con mi hija a la Fiscalía porque teníamos que hacer la denuncia con el nombre, ya que sabemos quiénes son todos los que participaron en esta golpiza y no nos tomaron la denuncia porque nos dijeron que la tiene que hacer él. Es increíble, mi yerno está en Terapia, ¿cómo es posible que nosotros no podamos poner la denuncia?, ¿Qué pasaría si desgraciadamente mi yerno no sobrevive?, ¿Quedaría todo en la nada?, ellos siguen andando como si nada, no están detenidos, es más una vecina sintió como el mismo sábado después de lo ocurrido lo contaban con gracia riéndose. Él los había corrido varias veces del establecimiento, ya que se ponen ahí afuera a drogarse y tomar, mi yerno les había pedido que se fueran, porque ese es su trabajo cuidar el lugar, pero le agarraron bronca, lo esperaron y lo golpearon brutalmente. Con un ladrillo le pegaron en la cabeza y lo desvanecieron, luego lo golpearon en todo el cuerpo, tiene los ojos hinchados, es más le sacaron los dientes delanteros de la parte superior, ya se hizo una tomografía completa, ahora el neurocirugano tiene que ver cómo está”.

 “Los vecinos están indignados con lo que pasó, porque saben que son los mismos que molestan siempre en el barrio ese,  son 4 o 5 personas ya identificadas que no están detenidas, si la Fiscalía ni siquiera sabía que mi yerno estaba en terapia, pero no nos quieren tomar la denuncia”.

Fuente: Radio Regional