Llamó al 911 para pedir ayuda. La policía llegó e intervino en la discusión pero la mujer se fue sin que la detuvieran.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

El domingo, un hombre pidió ayuda al 911 denunciando que era golpeado por su mujer en San Martín. Cuando la policía acudió, encontró a la pareja discutiendo y, luego de intervenir, enviaron al denunciante al hospital Perrupato para que le atendieran las heridas. 

La víctima contó que la discusión era «por problemas de infidelidad» y les dijo a los efectivos policiales que la mujer «siempre lo golpeaba». 

Según informó Tiempo del Este, al llegar la patrulla, la mujer se retiró de la vivienda con su hijo menor, pero no fue detenida, aunque los policías le ofrecieron al hombre que fuera al hospital para que, además de que lo atiendan, quedara constancia de los golpes y heridas para luego poder hacer la denuncia, si así lo deseaba. 

Aunque estadísticamente los casos de violencia intrafamiliar donde la víctima es un hombre son menos, muchos no denuncian la situación por vergüenza o porque no les creen, como el caso de Alejo Oroño, un joven que fue asesinado por su novia de una puñalada en plena calle. 

Fuente: Mendozapost.