Desde hace unas semanas la página de Facebook “Estafados por Grupo Red y Autofin” consigue más seguidores. Ya son más de 80 familias de toda la Argentina que tienen el común denominador de haber pagado una casa industrializada o un auto cero kilómetro sin haber recibido nada a cambio.

En San Martín, hasta el momento, son dos damnificados pero aseguran que puede haber muchos más. También hay familias en General Alvear, Ciudad y San Rafael.

Todos los denunciantes aseguran que ingresaron al sistema con la ilusión de tener su casa propia o su auto cero kilómetro. La propuesta era interesante y accesible. Debían pagar una cuota mensual y al cabo de un tiempo se le entregaba lo pactado. El problema estuvo cuando muchos de ellos cancelaron el plan y dejaron de tener noticias de la empresa.

Facebook de Grupo Red

Cuando los damnificados comienzan a averiguar con abogados se enteran que el contrato y los recibos no tienen validez porque tienen una “X”. Ante esto, realizan la denuncia a Defensa del Consumidor y envían cartas documentos a la casa matriz pero sin tener respuestas.

Algunos comentarios de Facebook

Una sanmartiniana, Beatriz Falcone, pagó 408.000 pesos por su auto cero kilómetro en el 2017, al no tener noticias comenzó a comunicarse insistentemente con personal de la empresa por teléfono y por mail. Sin resultados satisfactorios viajó a Córdoba a entrevistarse con quien sería el gerente de la firma, Ariel Menchón, y ante la promesa inconclusa que antes del 30 de agosto del 2018 tendría su automóvil, llevó los papeles a un abogado. Luego de enviadas varias cartas documentos, le aseguraron que le iban a devolver el dinero en su totalidad pero pasó la fecha límite, el 11 de diciembre del 2018, y nunca lo hicieron. Para entonces el local de Córdoba había cerrado sus puertas y había un cartel de “Alquila”.

Ante esto, las personas perjudicadas están haciendo las denuncias penales correspondientes por “estafa genérica”. En las acusaciones, se nombran todas las personas implicadas, desde quienes cobraban las cuotas hasta los nombres que aparecen en la firma de los diferentes papeles entregados.

Por las investigaciones que se están llevando a cabo, esta presunta estafa nace en la provincia de Mendoza con una red familiar, la cual a medida que se van cerrando sucursales van abriendo otras con diferentes nombres –que actualmente están operativas- y con la misma metodología.

“Van cambiando de razón social y de nombre”, afirmó Falcone. Ante esto advierten a quienes estén pagando uno de estos planes que lean punto por punto el contrato y que se asesoren con abogados sobre cada una de las cláusulas.

Hay personas de casi todas las provincias del país que se han unido al grupo de Facebook “Estafados por Grupo Red y Autofin”, con el objetivo de federalizar la denuncia penal que ya está en curso y que le devuelvan todo el dinero entregado.

Por Redacción.