El Este provincial se vio conmocionado en la tarde de este lunes luego de una denuncia por abuso sexual que terminó con un agente penitenciario que se quitó la vida. El hallazgo del cadáver se produjo cerca de las 15.30 en Las Catitas, Santa Rosa. Dos jóvenes que juntaban arena en el río Tunuyán, a la vera de la ruta 153, encontraron al hombre colgado del cuello con un alambre.

Con los primeros trabajos de Policía Científica se descartaron indicios de violencia en la escena del hecho, aunque el fiscal departamental Héctor Rosas espera el informe del Cuerpo Médico Forense (CMF) para terminar de confirmar que fue un suicidio.

Pero también surgió el dato que días atrás el hombre había sido denunciado por un abuso sexual intrafamiliar, detallaron fuentes ligadas al caso.

Ese expediente está cargo de la otra fiscal de la zona, Mariana Cahiza. El hombre no había sido imputado por el hecho ya que se trataría de vejámenes de vieja data pero sí se le había tomado una declaración informativa -paso intermedio entre ser testigo y acusado-.

El hombre de 46 años –se reserva su identidad- era suboficial ayudante y cumplía funciones en granja penal ubicada en Lavalle, según confirmaron fuentes penitenciarias. Desde la Inspección General de Seguridad (IGS) también se inició una investigación administrativa al respecto y detallaron que el hombre no tenía antecedentes de sumarios.

Fuente: Diario Uno