Imagen ilustrativa

A fines de julio de este año, la política local se vio alterada por la aparición de un audio en el cual la intendente de Santa Rosa, la radical Norma Trigo, parecía intentar influir en la justicia para «apurar» una medida judicial contra el ex mandatario Sergio Salgado.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Se trata de un audio de WhatsApp, en el cual la intendenta Trigo cuenta que un juez de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza le habría prometido a la mandataria sacar rápido un fallo, para dejar firme la condena contra el ex intendente santarrosino, quien se encuentra en libertad en estas horas. Ese audio habría sido dirigido por Trigo a un grupo indeterminado de personas, pero cayó en manos de dirigentes y militantes peronistas que lo hicieron público rápidamente.

El audio se viralizó por la acción de la oposición, que lo hizo llegar a los medios a través del mismo soporte: WhatsApp. Los funcionarios de Santa Rosa se mantuvieron en silencio durante las primeras horas, ante lo que parecía un documento irrefutable y comprometedor. ¿Cómo justificarían que la jefa del ejecutivo comunal hablaría con jueces para pedir fallos concretos y poder encarcelar a una persona? De hecho, nadie desmintió la autoría del audio.

Horas más tarde y cuando Salgado comenzó a hacer denuncias, considerándose víctima de la maniobra, surgió un segundo audio, que esta vez llegó a los medios desde fuentes del oficialismo departamental, pero también de la Justicia. Allí, Trigo dice que el juez con el que conversaba en la Corte «no» había prometido resolver la causa Salgado en ningún plazo. Acto seguido, se argumentó que alguien habría adulterado esa misma conversación, haciéndola pasar como una «falsa noticia», y cuya primeras versión en la que prácticamente se admitiría el tráfico de influencias, había sido pergeñado para perjudicar a la intendente.

Fuente: Mendoza Post