Pese a las protestas y cacerolazos, luego de 12 horas de debates, la Cámara de Diputados aprobó la reforma previsional con 128 votos a favor y 116 en contra.

La Cámara de Diputados convirtió en ley este martes el proyecto de reforma previsional que modifica el sistema de actualización de los haberes de la clase pasiva, con el voto favorable de Cambiemos y legisladores que responden a los gobernadores peronistas, en una encendida sesión que se prolongó por casi doce horas.

La iniciativa se votó con 128 votos que fueron aportados por la coalición oficialista y legisladores de Argentina Federal, mientras que el rechazo al proyecto fue expresado por un variado y heterogéneo arco opositor conformado por el Frente para la Victoria, el masssista, Compromiso Federal y la izquierda cosechó 116 sufragios. Además hubo dos abstensiones.

El clima de violencia en las inmediaciones del Congreso y los cacerolazos influyeron a lo largo de toda la sesión, situación que motivó reiterados pedidos de la oposición, sobre todo del Frente para la Victoria-PJ y del Frente Renovador, para que el debate se aplazara para otro día, tal como lo habían conseguido el pasado jueves.

El proyecto convertido en ley -columna vertebral del paquete económico del gobierno nacional- establece que desde marzo las jubilaciones, pensiones y Asignación Universal por Hijo se actualizarán en forma trimestral en base a un sistema combinado entre la variación de la inflación y del aumento salarial promedio (70 +30) y el desfasaje entre un sistema y otro se compensará con una suma por única vez para los haberes menores a diez mil pesos.

 

Fuente: Télam