Los coordinadores del Sistema Integrado Cristo Redentor decidieron interrumpir el tránsito en el corredor internacional por las malas condiciones meteorológicas.

De acuerdo a la información difundida, la fuerte nevisca y las bajas temperaturas obligaron a tomar la decisión pensando en la seguridad de los vehículos que transitan la ruta.

Los complejos fronterizos están funcionando con su horario de verano continuado las 24 horas, pero en horas de la noche se cortó la ruta en Uspallata por el lado argentino y en Guardia Vieja del lado chileno.

Los pronósticos indican que la inestabilidad y las nevadas y neviscas se mantendrán por lo menos hasta el fin de semana, por lo que no se descarta que haya aperturas momentáneas y se vuelva a interrumpir el tránsito.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta por nevadas en la que indica lo siguiente: «El área de cobertura será afectada hasta el día domingo 30 por nevadas de variada intensidad, algunas fuertes por momentos. Se estiman precipitaciones totales entre 50 y 100 centímetros, con máximos que podrían alcanzar los 150 centímetros especialmente en las zonas cordilleranas del norte de Neuquén y del sur de Mendoza».

Fuente: Medios