Quien conducía el  vehículo que mató a Alan Villouta Bazán de 21 años, se entregó esta mañana.

El día de ayer un familiar del victimario llevó a la policía la camioneta Porsche Cayenne de color blanco con la cual se produjo la tragedia.

El presunto se llama Alejandro Verdenelli, y tiene 43 años.

El hecho ocurrió cuando Alan salía de trabajar de una pizzería de La Barraca y cruzó el Acceso Sur. En ese momento el vehículo lo embistió causándole su muerte y luego de la tragedia escapó. Su familia pedía ayuda para encontrar al responsable.

El fiscal encargado del caso, Carlos Torres, imputó a Verdenelli, aunque la policía quiere asegurarse si efectivamente conducía la camioneta que se entregó y si el rodado atropelló al chico, ya que varias personas aseguran que el accidente fue protagonizado por un auto Peugeot blanco. Esta confirmación pone en duda la camioneta blanca Porsche Cayenne por su parecido con el rodado que testigos confirman a ver visto.

Su tío, Gabriel Alday, realizó una convocatoria para marchar esta tarde a las 14 en la Plaza San José, frente a la Comisaría 25.

Por Redacción