El día de hoy la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, ANMAT, comunicó la prohibición de la comercialización del aceite de oliva extra virgen «El Mendocino» y del antiséptico «BIOSAN-214» en toda la Argentina, por falta de autorizaciones adecuadas.

En tanto, según la Disposición 11474-E/2017, que fue publicada en el Boletín Oficial, dicho aceite carecería «de autorización al consignar en el rótulo un número de registro inexistente, resultando ser un alimento falsamente rotulado y en consecuencia ilegal».

Además la norma agrega: «Por tratarse de un producto que no puede ser identificado en forma fehaciente y clara como producido, elaborado y/o fraccionado en un establecimiento determinado, no podrá ser elaborado en ninguna parte del país, ni comercializado ni expendido en el territorio de la República».

Es por esto que la disposición 11473-E/2017 del mismo organismo remarca que se prohíbe tanto el uso y la distribución de BIOSAN-214, ya que es «un antiséptico para uso general de muy alta efectividad, activo sobre bacterias, hongos y algas, con un muy amplio espectro de acción».

Cabe destacar, que la medida se adopta; «a fin de proteger a eventuales adquirientes y usuarios del producto involucrado y toda vez que tanto la firma como el producto carecen de autorización, el rótulo resulta inapropiado y confuso por lo que podría tratarse de un medicamento o un producto médico».

Por Redacción