Se realizó este fin de semana la 2da Edición del Festival del “Agua y la Menta”, en la escuela María Elvira Alcaráz de Allegranzi, en el paraje de La Menta de La Paz.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

‌Este evento fue una iniciativa que se realizó luego de nueve años, con el objetivo de rescatar una fiesta popular olvidada para dar valor a la comunidad de este paraje paceño, un lugar que fue postergado por muchos tiempo debido a su lejanía con respecto al casco urbano del departamento.

El festival comenzó a las 10 hs con destrezas criollas y juegos tradicionales tales como la boleada del choique, “hurtada del talero”, el desafío del criollo de América y el poroto, en las que participaron diferentes agrupaciones de toda la provincia. Además se disputaron campeonatos de truco y bingo familiar.

El evento estaba acompañado por el tradicional mercado municipal, que ofrecía una gran variedad de puestos de microemprendedores locales con productos regionales, artesanías, puestos de comidas típicas, panificados y productos varios.

A las 18 hs comenzó la esperada peña folklórica con el ballet de danzas local El Bagual, que realizó una emotiva coreografía especial en conmemoración del día del veterano y los caídos de la guerra de Malvinas, en la que desplegaron banderas argentinas con el reclamo histórico de soberanía. Entre las intervenciones artísticas se contó con la participación de “Los amigos del Este”, “Los Huayko”, Tobías Lucero, la serenata a la nueva soberana a cargo del grupo “Entre Amigos”, la presentación especial de una pareja de baile local y el cierre estelar de “Cumbia paceña”.

Una de las actividades centrales de la jornada fue la elección y coronación de la reina del festival, de la que participaron: candidata Nº 1, Pamela Guidolin; candidata Nº2, Gilda Rosales; candidata Nº3, Luciana Maturano. Esta última fue coronada como la 2da Reina del Agua y la Menta, con 21 años siendo oriunda del paraje anfitrión.

De esta forma, desde el Municipio se continúa generando actividades y fiestas populares en los diferentes distritos y parajes del departamento con el objetivo de descentralizar la cultura, de rescatar y explotar las potenciales postas turísticas de La Paz.