La derrota frente a River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid fue el capítulo final del ciclo de Guillermo Barros Schelotto al mando de Boca. El entrenador no continuará en el club, según confirmaron fuentes de la institución a uno de los diarios más grandes del País.

Si bien formalmente el vínculo entre el entrenador y el club se extendía hasta el 31 de este mes, el fin de la competencia oficial en 2018 le puso un cierre triste a un ciclo que se había iniciado hace poco menos de tres años.

Las estadísticas

dirigió 117 partidos, de los cuales ganó 63, empató 31 y perdió 23 (63 por ciento de efectividad), con 203 goles a favor y 103 en contra. Fue campeón de los torneos locales de las temporadas 2016/17 y 2017/18. Esos éxitos no fueron suficientes para sostenerlo en su cargo tras la caída en la final de la Copa Libertadores.

Los que suenan

Palermo, de último paso por Unión Española de Chile, tiene ofertas para seguir dirigiendo del otro lado de la cordillera, aunque un llamado de Boca cambiaría su panorama. En cuanto a Russo, el último DT que ganó la Libertadores con Boca (en 2007), está desocupado tras su salida de Millonarios de Colombia y ya manifestó su deseo de regresar. “A Boca nunca se le puede decir que no porque está por encima de todas las cosas”, afirmó el miércoles, aunque resaltó que no deseaba autopostularse.

Más allá de ellos, también suenan otros de entrenadores con escasa o nula vinculación histórica con el club como Antonio Mohamed (de oscuro paso como jugador en el club, y despedido el mes pasado de Celta de Vigo), José Pekerman (se desvinculó del seleccionado colombiano tras el Mundial de Rusia), Gustavo Alfaro y Gabriel Heinze (ambos con trabajo y contrato vigente, en Huracán y Vélez).

Por Redacción.