El próximo viernes 8 de diciembre se conmemorará el Día de la Virgen de la Inmaculada Concepción, por lo que se convertirá en el último feriado del año.

Dicha fecha convoca a la religión católica para recordar el día en el que el Papa Pío Nono (1854), congregó en la Basílica de San Pedro, en Roma, a más de 200 obispos, embajadores y miles de fieles presentes y se realizó el anuncio: «Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe».

Fue ese día, en que todos los templos católicos del mundo celebraron la fiesta en honor a la virgen. En la Argentina, la tradición se sigue cumpliendo hasta la actualidad, día en que se estableció incluso un feriado nacional.

Por Redacción