Luego de más de cinco años de espera, el remplazo definitivo de toda la cubierta de techo de la Escuela 1-055 Corrientes, de San Martín, estará terminado en setiembre.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Si bien la obra original ya fue concluida, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica aún debe finalizar dos obras adicionales: la instalación del nuevo sistema de desagües pluviales y las alcantarillas del patio que quedó bajo techo. Al finalizar la obra se habrán invertido más de $6,6 millones y cumplido con un viejo anhelo.

Ya se terminaron de colocar los 2.400 metros cuadrados de chapa de zinc enmalletada que remplazó a la antigua cubierta de teja colonial. Además, se instalaron las últimas placas del nuevo cielorraso, que también presentaba desgaste importante debido a la antigüedad del edificio. A estas tareas se sumó la conclusión de la reparación integral de todo el sistema eléctrico de la escuela, dado que también sufrió el paso de los años y la incidencia de las lluvias.

Es destacable que escuela nunca dejó de funcionar mientras duró la obra. Siempre se trabajó en paralelo y con todas las medidas de seguridad necesarias. “Estamos a punto de concluir una obra muy esperada por la comunidad educativa, debido a todas las prostergaciones que tuvo. Falta muy poco. Esta semana comenzamos con los últimos adicionales y, si todo marcha bien, a fines de setiembre la entregaremos”, indicó el subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de escuelas, Emilio Pastorino.

Fuente: Prensa Mendoza