La petrolera Shell, siendo la segunda de combustible argentino, comenzó hoy a partir de las 10 a bajar sus precios en todas las estaciones de servicios de dicha marca. El 1,5% para la nafta Super y 1,28% para la nafta Premium, luego de que el Gobierno anunció en la semana una reducción en los costos de los biocombustibles.

Por lo tanto Shell, siguió el camino iniciado por YPF, ya que la petrolera estatal, desde la medianoche, había dispuesto una rebaja de 1,5% para los dos tipos de naftas.

En este contexto, informó a la agencia Télam que a partir de las 10 se actualizaron los precios en los surtidores de la nafta Super que pasó de $ 21,97 a $ 21,64 por litro, que implicó una baja también del 1,5%, y la premium o V-Power que se modificó desde $ 25,73 a $ 25,40, con lo que aplicó una reducción de 1,28%.

Fuentes de la empresa destacaron al mismo medio que, «con las variables que se manejan a la hora de determinar precios como dólar, petróleo, biocombustibles e impuestos, si alguna de estas varía, se ve reflejado en un esquema de mercado libre».

En el caso de YPF, desde la medianoche sus pizarras, en las 1.500 estaciones de servicios que componen su red, reflejaron la baja de precios por la cual la nafta Súper pasó de $ 21,71 a $ 21,38; y la premium o Infinia, tuvo una modificación de $ 24,99 a $ 24,61.

La revisión de precios de la petrolera se realizó luego que el Gobierno diera a conocer ayer las nuevas condiciones para determinar la estructura de costos del bioetanol, el biocombustible proveniente del maíz y de la caña de azúcar.

En la actualidad, las compañías petroleras deben realizar un corte de biocombustibles del 12% en sus naftas.

YPF fue la primera en reflejar y dar a conocer el impacto de la medida del Gobierno en las pizarras de las 1.500 estaciones de servicio que posee, por las cuales se canaliza el 61% de la venta total de naftas premium del mercado y el 52% de naftas súper.

El precio de los combustibles había aumentado en los surtidores el lunes 23 de octubre, a horas de realizadas las elecciones legislativas nacionales, con subas de entre el 9 y el 12% según los productos.

Las empresas actualmente dominantes en el mercado nacional de combustibles son las petroleras YPF, con una participación en torno al 55% del total, seguido por Shell con el 21%; Axion con 12%; Pampa (ex Petrobrás) con 6%; Oil con un 4%, y el restante entre otras compañías menores.

La medida del Ministerio de Energía anunciada ayer mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial significa una caída del precio del biocombustible de hasta un 30% para el derivado de la caña de azúcar y hasta un 22% para el de maíz.

Fuente: Télam