La presencia de viento Zonda el pasado fin de semana causó grandes  preocupaciones en el Cerro Arco de Mendoza, ya que un voraz incendio fue casi imparable en la zona de piedemonte.  La mala noticia es que todavía no logran extinguir el fuego en su totalidad.

El coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Guillermo Ferraris, aclaró que ya no reviste peligro para las zonas pobladas del piedemonte mendocino.

Respecto a esto, el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, informó a MDZ Radio, que en este momento continúan trabajando en los senderos para intentar contener el siniestro que todavía está activo porque el acceso a la zona presenta complicaciones.

Según lo trascendido por el secretario  de ambiente, el fuego no cesa y sigue en zona alta por la alta carga de combustible en un perímetro con extrema sequedad. Además agregó que la cuadrilla de trabajo ya está camino al sector y los aviones hidrantes ya realizan su trabajo.

En tanto remarcó, que hacen lo posible para intentar combatir el fuego durante la jornada de este martes. Favorablemente, reiteró que la población tiene que estar tranquila porque no hay riesgo para las viviendas de la zona.

Por su parte, Ferraris expresó a Radio Nihuil que desde el organismo que encabeza advierten hace aproximadamente un año del peligro de incendio en el piedemonte, en la zona Este de la provincia y en otros lugares como Villavicencio y Blanco Encalada.

Además asume, que «el fuego se va a seguir viendo», ya que hay mucha vegetación combustible en la zona del cerro.

Por último, sobre el incendió recalcó que la zona baja del cerro, en el piedemonte, no hay riesgo porque el fuego de mantiene en la zona alta y el único impacto es en la vegetación.

Fuente: diario MDZ