Cada día vemos cómo las marcas apuestan con más fuerza por nutrir su gama media y darle a los usuarios que quieren prescindir de los topes de gama, una experiencia mucho más completa. Uno de los elementos que ha sufrido mejoras considerables en esta gama durante los últimos años ha sido el equipo fotográfico.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO. tecno

Por ello, hemos preparado una comparativa fotográfica entre las cámaras de algunos de los mejores gama media del momento, algo que ya hicimos en su día con los gama alta. Veamos cuáles han sido los resultados que nos han reportado y cuál de ellos puede presumir de contar con el equipo fotográfico más completo.

La gama media y su apuesta por la fotografía

Como decíamos, las compañías están poniendo toda la carne en el asador para dotar a sus gama media (y a todas las gamas en general) de mejores cámaras, pues admitámoslo, es uno de los elementos que más se tiene en cuenta a la hora de decantarnos por un teléfono u otro.

Los móviles que hemos elegido para poner a prueba en nuestra comparativa fotográfica tienen características similares, especialmente en cuanto a la resolución de sus sensores y el tamaño del mismo, pero obviamente, en fotografía (especialmente móvil) otros elementos como el software son determinantes a la hora de medir resultados.

Todos estos teléfonos ya los hemos probado en múltiples aspectos de su naturaleza en nuestros análisis, pero ahora vamos a centrarnos solo en su cámara principal y a compararlos entre ellos. Los protagonistas de esta comparativa son el BQ Aquaris X, Samsung Galaxy A5 (2017) , Sony Xperia XA1 , Motorola Moto G5 Plus , Huawei Nova Plus y Nubia Z11 MiniS.

BQ AQUARIS X SAMSUNG GALAXY A5 2017 SONY XPERIA XA1 MOTOROLA MOTO G5 PLUS HUAWEI NOVA PLUS NUBIA Z11 MINIS
RESOLUCIÓN SENSOR 16 MPX 16 MPX 23 MPX 12 MPX 16 MPX 23 MPX
TAMAÑO SENSOR 1.12″ 1,23″ 1,4″ 1.12″ 1,26″
DISTANCIA FOCAL 24 mm 27 mm 24 mm 26 mm 27 mm 25 mm
APERTURA f/2.0 f/1.9 f/2.0 f/1.7 f/2.0 f/2.0
ESTABILIZACIÓN ÓPTICA En vídeo No En vídeo (estabilizador Steadyshot) No No No
ENFOQUE Autoenfoque PDAF Autoenfoque PDAF Autoenfoque PDAF Autoenfoque PDAF Autoenfoque PDAF Autoenfoque PDAF
PRECIO $ 5.000 $ 11.000 $ 9.000 $ 9.000 $ 10.000 $ 7.000

Lo que nos prometen

Como vemos en la tabla de características, casi todos los dispositivos que vamos a someter a prueba se mueven en unos niveles de megapíxeles similares, salvo el Sony Xperia XA1 y el Nubia Z11 MiniS que llegan hasta los 23 MPX. En realidad este dato no es el más importante a la hora de obtener los resultados, ya que éstos dependerán del compendio formado por el tamaño del sensor (como regla general, cuanto más grande es el sensor mayor será la calidad final de la imagen), la apertura máxima de éste y si cuenta o no con estabilización.

Una apertura mayor, representada por un número f menor, deja pasar más luz que una apertura menor.

En el caso de estos teléfonos ninguno cuenta con estabilizador (en foto) y el sensor de mayor tamaño se lo lleva el Nubia Z11 MiniS, aunque la apertura mayor la luce el Motorola Moto G5 Plus, que a su vez cuenta con un menor número de megapíxeles. Como vemos sobre el papel, al final todos los teléfonos cuentan puntos fuertes y otros menores, por lo que se compensarían en resultados, pero vamos a verlo in situ.

La importancia del software

Además de las especificaciones técnicas que podemos encontrar en la cámara de un teléfono (tamaño del señor, estabilización o tipo de enfoque), el software es un elemento clave que puede, no solo optimizar o echar a perder los resultados, sino también afectar a nuestra experiencia como usuarios.

El software es un elemento clave del que no solo dependen los resultados, sino también nuestra experiencia con el teléfono

Los fabricantes, conscientes de ello, ofrecen softwares fotográficos cada vez más completos, incluyendo modos manuales que nos permiten experimentar con la cámara como lo haríamos en fotografía tradicional, o gran cantidad de modos automáticos creativos (en ocasiones de dudosa utilidad). Vamos a ver qué es lo que nos han ofrecido en estos términos cada uno de los teléfonos de nuestra prueba.

Samsung Galaxy A5 (2017)
Samsung Galaxy A5 (2017)

En el caso de este teléfono franquicia de Samsung, nos hemos topado con un software muy competente, ya que encontramos en él lo que necesitamos, ni más ni menos. Modos automático, panorámico y HDR junto con el modo Pro que nos permite ajustar la exposición, la sensibilidad ISO y el balance de blancos. Un software escueto pero completo, fácil de usar y muy intuitivo.

Huawei Nova Plus
Huawei Nova Plus

Seguimos con el software del Huawei Nova Plus, del que si bien no tenemos críticas muy intensas, tenemos sentimientos encontrados. Por un lado el modo profesional es tremendamente completo (de los que más en esta gama), sin embargo, nos topamos con un menú muy poco intuitivo para acceder a los modos y con bastantes funciones automáticas que, como pasa en muchos móviles chinos, no son realmente útiles y al final acabamos por no utilizarlas nunca.

Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1

En el caso del Xperia XA1, nos damos de bruces con un software que hace desmerecer un sensor cuya calidad nos daba grandes esperanzas sobre el papel. Y es que Sony sigue apostando por su modo automático superior, que ajusta bastante bien en la mayoría de situaciones, pero sin embargo, deja bastante oculto el modo manual, por lo que encontrar los ajustes dentro de éste resulta bastante caótico, algo que al final, nos reconduce a utilizar el modo automático con tal de no estar navegando en un mar de ajustes ocultos.

Moto G5 Plus
Moto G5 Plus

Motorola ha cuidado algo más la aplicación de su cámara en el Moto G5 Plus y su interfaz es bastante sencilla de usar, permitiéndonos realizar fácilmente ajustes desde la pantalla del visor y encontrar los modos sin tener que rebuscar demasiado. Al igual que en el Galaxy A5 (2017), encontramos pocos modos, pero útiles, y entre ellos el mejor es el modo profesional de disparo, que permite ajustar de manera manual el enfoque, el balance de blancos y la sensibilidad ISO.

Nubia Z11 MiniS
Nubia Z11 MiniS

Nubia también peca de este «horror vacui» de modos dentro de la aplicación de su cámara que sobrecarga la experiencia más que la favorece. Pese a ello, es bastante sencilla de utilizar, no tenemos que rebuscar entre ajustes ni modos para llegar hasta el que queremos y el modo manual es bastante completo.

BQ Aquaris X
BQ Aquaris X

Por último vamos con el software del BQ Aquaris X que, sin sobrecargar (aunque cuenta con varios modos automáticos), da bastantes posibilidades de juego. BQ ha apostado en este teléfono y en su versión Pro por un modo HDR+ bastante procesado pero sin llegar a excederse que puede resultar atractivo, pero sin duda, lo que más se disfruta de su app es el modo modo profesional de disparo, que nos permite ajustar enfoque, el balance de blancos y la ISO.

 

A plena luz del día

Tal y como hemos visto, todas las cámaras cuentan con un software bastante completo y con los modos manual y profesional como elemento común, pero ahora vamos a ver cuáles han sido los resultados que nos han reportado cada uno de estos equipos fotográficos en diferentes condiciones lumínicas.

Lo primero que vamos a ver es el resultado en la mejor de las condiciones, en la que, a priori, cualquier teléfono con un sensor medianamente decente debería sacar pecho y lucir el mejor de sus resultados. Hablamos de un entorno exterior con luz natural en plena golden hour (justo cuando el sol está más bajo), el mejor momento para hacer uso de la luz del sol.

Samsung Galaxy A5 (2017)
Samsung Galaxy A5 (2017)
Huawei Nova Plus
Huawei Nova Plus
Moto G5 Plus
Moto G5 Plus
Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
Nubia Z11 MiniS
Nubia Z11 MiniS
BQ Aquaris X
BQ Aquaris X

Todos los disparos los realizamos en modo manual, por lo que los ajustes serán si no los mismos, muy similares. Podemos apreciar que los resultados, aunque no difieren demasiado entre sí, nos dejan un Galaxy A5 (2017) haciendo el mejor trabajo en cuanto a la representación del color pese a que nos encontramos con algunas zonas brillantes algo quemadas.

En rasgos generales, el nivel de detalle de las seis cámaras es muy alto, aunque cuando ampliamos las fotos, la mayor pérdida de éste llega de mano del Moto G5 Plus, que es de todos los dispositivos probados el que cuenta con un sensor de menos megapíxeles de resolución con diferencia (12 MPX). Contradictoriamente, el Sony Xperia XA1, a pesar de contar con el sensor de mayor resolución (23 MPX) nos deja un resultado peor de los esperado, pudiendo deberse esto a que no ha elegido los ajustes correctos en el modo automático.

Primeros planos y tratamiento del color

Aprovechando la luz natural, hemos realizado unas muestras para ver el nivel de detalle al acercarnos (sin utilizar el zoom) y también cuál es el tratamiento del color que obtenemos tras el procesado. Como podemos observar, el nivel de detalle en primer plano es bastante resuelto en todos los modelos y las diferencias en este sentido son muy pocas, pero se podríamos decir que el BQ Aquaris X es el que nos deja un mejor margen de detalle, pues si observamos con detenimiento las flores, se aprecian detalles como los pistilos e incluso el tacto de las hojas.

No podemos decir lo mismo del tratamiento del color. En el caso del BQ Aquaris X, aunque nos da más detalle, el procesado redunda demasiado los colores, dando un resultado llamativo, pero bastante alejado de la realidad. En este sentido observamos que el Motorola G5 Plus satura bastante el color, y que el Nubia Z11 Mini abusa del contraste matando bastante la tonalidad natural. Viendo la escena en directo y conociendo la tonalidad real, me decanto por el Sony Xperia XA1, siendo el teléfono más fiel a la realidad y sus matices.

Samsung Galaxy A5 (2017)
Samsung Galaxy A5 (2017)
Huawei Nova Plus
Huawei Nova Plus
Motorola G5 Plus
Motorola G5 Plus
Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
BQ Aquaris X
BQ Aquaris X
Nubia Z11 Mini
Nubia Z11 Mini

HDR, la deuda pendiente

El modo HDR solía ser más un problema que una ventaja en la fotografía móvil, pues por norma general, nos encontrábamos con efectos muy agresivos y demasiado tratados que destrozaban por completo las fotos. De un tiempo a esta parte los fabricantes se han puesto las pilas en este tema, y como vamos a ver a continuación, los resultados que nos han dado nuestros teléfonos a prueba nos han dejado bastante satisfechos.

De noche todos los gatos son pardos

Ya hemos visto lo bien que se portan nuestros móviles cuando la luz está de su parte, pero ha llegado el momento de hacerles sufrir un poco. Y es que cuando la luz pierde intensidad, bien porque es de noche o porque estamos en un interior con luz artificial, es cuando ponemos el sensor a prueba de verdad y podemos ver de lo que es capaz.

En las imágenes que podemos ver aquí, observamos que el nivel de detalle en el Galaxy A5 (2017) es bastante bueno, aunque tiende a dar calidez al color para contrarrestar la ausencia de luz. Algo similar hace el Moto G5 Plus, que también tira hacia la calidez a diferencia del Sony Xperia XA1 que contrarresta tintando hacia azules, algo que da menos naturalidad pero sí más nitidez.

Haciendo zoom

Por último vamos a ver otro de los puntos débiles de las cámaras en los móviles: el zoom. Y es que pese a que poco a poco nos vamos encontrando con tecnologías más avanzadas, hacer zoom en un móvil sigue siendo condenar la foto al abismo del ruido.

Como vemos, este apartado tiene claramente un ganador, y éste es el Nubia Z11 MiniS, aunque le sigue muy de cerca el BQ Aquaris X. Ambos modelos han reportado resultado muy nítidos con el zoom al máximo, algo de lo que no puede presumir el Motorola G5 Plus que se ha llevado la peor parte en esta última prueba.

Aún quedan mejoras pero vamos por el buen camino

Recapitulando todo lo que hemos visto hasta ahora, las conclusiones nos llevan hacia un mismo pensamiento: que la fotografía móvil va por muy buen camino. Y es que no debemos olvidar que a pesar de los fallos que hemos encontrado y del margen de mejora que aún queda, esta tecnología crece a pasos agigantados.

De los móviles que hemos probado, si tuviéramos que elegir un ganadorsegún los resultados obtenidos, nos quedaríamos con el Samsung Galaxy A5 (2017) y su sensor de 16 MP con apertura f/1.9 que ha resuelto bastante bien en todas las condiciones salvo en el zoom, aunque tampoco ha quedado de los últimos.

Pese a todo, repetimos, en rasgos generales encontramos muchos avances en puntos que hasta hora eran críticos como el modo HDR o el tratamiento del color y además, sensores mucho más luminosos que se muestran como el preludio de todo lo bueno que aún nos queda por conocer en términos de fotografía móvil.

 

Por Jesús Sanchez.