Las fuertes campañas de concientización y la prohibición de venta de pirotecnia parecen haber dado sus frutos.

Durante la celebración de Año Nuevo se registraron solamente tres heridos por esta causa en toda la provincia, tal como informaron desde el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. Para este relevamiento se tomaron los hospitales públicos de Mendoza, desde el 31 de diciembre a las 8 hasta hoy a las 8.

Se trata de un número que viene en francos descenso durante los últimos años y que se posiciona como el más bajo de la década contando las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Además si se compara con el 2019, hay una baja del 50%. En detalle desde la cartera se informó que en 2017 hubo 12 heridos por pirotecnia; en 2018 fueron 16 mientras que en el 2019 fueron 6. 

Por otra parte se registraron varios heridos por otras causas: uno por arma de fuego, cinco por arma blanca, 14 casos de accidentes domésticos y 39 ingresos a hospitales por accidentes viales.

Fuente: Los Andes