Tras la publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que incluye a varios departamentos de Mendoza en «alarma sanitaria» lo que llevaría a una suspensión de las clases presenciales entre otras restricciones, habría puesto al Ejecutivo provincial a pensar en un amparo para que no suceda.

El decreto en su artículo 13 indica que «se mantendrán las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todo el país, salvo las excepciones dispuestas en el presente decreto o que se dispongan», como en las áreas comprendidas en la categoría de «alarma sanitaria».

El Gran Mendoza se encuentra en esta categoría más complicada en materia sanitaria y debería suspender las clases presenciales, por lo que, según publicó Mendoza post, Rodolfo Suarez junto a sus asesores estudian presentar un recurso de amparo para que no se pierdan las clases presenciales.