Los niños deben asistir a clases bajo temperaturas extremas y sumamente abrigados.

El diputado Marcos Niven (PD) presentó un proyecto para que los tres poderes del Estado junto con la Dirección General de Escuelas atrasen una hora el horario de ingreso, y que se mantenga entre el 1 de mayo y el 31 de agosto.

El Diputado Niven comentó que el proyecto ingresó el 23 de abril, y que se contactó con el titular de la DGE, Jaime Correas, para hablar sobre la viabilidad de la propuesta. Esta semana tienen previsto tener una reunión con el funcionario para analizarlo.

“Hay muchos estudios sobre los beneficios para la salud de levantarse con luz solar natural. Pero además, los alumnos que van a la escuela de mañana tienen que esperar el transporte en plena noche. O los llevan sus madres en bicicletas o motos cuando está oscuro y con varios grados bajo cero en las zonas rurales”, planteó.

La doctora en Astronomía Beatriz García resaltó que el huso horario -3 es el de Río de Janeiro y agregó que, si bien al oeste argentino le corresponde el -5, considera que lo ideal sería que el territorio estuviera unificado en el -4. Pero también sostuvo que es perjudicial iniciar la actividad de noche, cuando la atmósfera está fría, ya que al calentarse empiezan a moverse las masas de aire y  se facilita la dispersión de los contaminantes, como los gases producidos por los vehículos, en cambio, antes de que salga el sol esta dispersión no se produce.

Fuente: Medios.