Sin aumentos en 2020, con las condiciones de trabajo paupérrimas no tolerarán más cinismo del Estado Provincial de un ítem en negro y un aumento en 2021 que no representa ni la mitad de la inflación del año pasado. Desde el SUTE aseguraron que seguirán con el plan de lucha si el Gobierno no da solución a sus reclamos y advirtieron que podrían no comenzar las clases.

El gremio más castigado

Este martes, el Gobierno y dirigentes del SUTE se volvieron a ver las caras en la Subsecretaría de Trabajo en un encuentro que formaba parte de la paritaria no salarial. Desde el sindicato que nuclea a los trabajadores de la educación de Mendoza denunciaron que las autoridades no llevaron ningún tipo de respuestas a los reclamos que se habían planteado. A esto se le suma la fuerte puja por el aumento que el Ejecutivo quiere establecerles por decreto luego de ser rechazado por los docentes en los plenarios. Los gremialistas advirtieron que corre riesgo el inicio de clases.


El SUTE se encuentra en una compleja situación en la que debe afrontar conflictos internos y externos, luego de que en los plenarios se rechazara la oferta salarial del 20% no remunerativa, más un bono de $4.500 por mes a lo largo del 2021 (también en negro). Ante la negativa, el Gobierno amenazó con instalar el incremento por decreto pero quitar el bono.

Basta de operetas políticas

Con las aguas agitadas en uno de los gremios más importantes de Mendoza, fue Roberto Macho (ATE) quien apareció para poner las cosas algo más ríspidas. Es que el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado decidió hacer una conferencia de prensa para pedirle al Ejecutivo que vuelva a presentarle al sindicato la oferta salarial para que fuese nuevamente discutida en los plenarios, ya que entendía que había docentes que no estaban de acuerdo con la anterior decisión. Este martes, los ánimos volvieron a ponerse tensos cuando los sindicalistas llegaron al edificio ubicado en San Martín y Rondeau con una serie de demandas por fuera de lo salarial y no encontraron respuestas, según denunciaron.

«El gobierno, siguiendo con la política de castigo y extorsión por el rechazo a la propuesta de ajuste salarial: no trajo respuestas y decidió no avanzar en ninguno de los puntos preacordados en comisiones técnicas», aseguró Faget luego de la reunión y anticipó que continuarán con el plan de lucha:

«Nos preparamos para un gran no inicio 2021». Los puntos más importantes del reclamo del SUTE:
«Por las continuidades de todos y todas las suplentes, incluso las que fueron otorgadas en forma virtual.
Continuidad de la Jornada Extendida y de todos los programas socio-educativos.
No al cierre de las escuelas de gestión social.
Titularización para celadores y nombramientos; normal funcionamiento de la Junta de celadores y aprobación de su estatuto.
Continuidad del CENS de celadores del SUTE.
Garantía para los traslados de las celadoras en situación de violencia de género.
También es tema de esta paritaria los movimientos y la titularización para Nivel Secundario, el respeto por las incumbencias y el trabajo de las Juntas y el protocolo para los ingresos. En este sentido se exigirá al gobierno que proceda con los nombramientos cajoneados y nuevos nombramientos en las Juntas para acelerar el trabajo de emisión de bonos. Es histórico el reclamo por la Junta de Escuela Artísticas.
Dentro de nuestras reivindicaciones históricas volvemos a exigir que se respete la jornada laboral en primaria resolviendo la ½ hora no paga; se restablezcan las mesas de trabajo para la reglamentación de las Escuelas Albergue.
Desde hace años que tenemos la ley 8806 y la modificación de la 5811 (del año 2015) que otorga el derecho a licencia en caso de violencia de género. Está conformada una mesa especial que encuentra una y otra vez trabas para avanzar en la reglamentación de la licencia por violencia de género (art. 50 inc12) que ya está escrita».

Fuente: Diario UNO