Un presunto intento de robo de duraznos en una finca del departamento de Rivadavia terminó con uno de los supuestos ladrones muerto de un tiro en el pecho. El tirador, que viviría en el terreno, está prófugo, confirmaron fuentes policiales.

A las 2.30 de la mañana, dos hombres ingresaron a una finca ubicada en Isaac y San Isidro de ese comuna del Este, con la aparente intención de sustraer duraznos. Sin embargo, el plan de los “cosechadores” se vio frustrado cuando se toparon con el finquero armado con una escopeta.

En ese encuentro, según relató el intruso sobreviviente, identificado como José Luis Miranda (26), el dueño del lugar sentenció: “Estoy cansado de que me roben”. Luego, comenzó a disparar. Uno de los proyectiles impactó en el tórax de la víctima fatal, un hombre de apellido Urua.

Urua quedó tendido en una acequia de la finca, mientras que Miranda logró escapar ileso. El joven fue quien llamó al 911 para pedir auxilio para su amigo baleado. Personal policial y del SEC llegaron al lugar. Los médicos confirmaron que Urua había dejado de existir tras recibir una herida de arma de fuego en el costado izquierdo del tórax.

En el caso intervino el ayudante de fiscal en turno de la Oficina Fiscal Rivadavia, quien ordenó el ingreso de personal de Científica y allanamientos a tres casas aledañas a la finca para intentar dar con el tirador. Pese a esto, el dueño de las plantaciones continúa prófugo.

En medio de este operativo, se pudo conocer que Rossi, el sobreviviente, tenía un pedido de captura del año 2016. Fue detenido. En la escena del crimen encontraron un cartucho detonado calibre 24.

Fuente: Diario Los Andes