Entre los retos mA?s ridA�culos se encuentra comer jabA?n, pero esta vez un reto dejA?A�tetraplA�jicoA�a un chico por comerse una babosa por una apuesta.

Se comiA? una babosa por una apuesta y ahora estA? tetraplA�jico

SamA�tenA�a 19 aA�os cuando realizA? la apuesta con sus amigos, y comiA? una babosa, lo que pareciera algo inofensivo y gracioso le provocA? una infecciA?n en el cerebro.

Ahora Sam tiene 27 aA�os, la babosa lo hizo enfermar rA?pido debido a que estaba infectada por Angiostrongylus cantonensis, un parA?sito que provoca meningoencefalitis eosinifA�lica, unaA�infecciA?nA�en el cerebro.

La enfermedad le hizo quedar en coma durante 420 dA�as, y cuando despertA? descubriA? que habA�a quedado tetraplA�jico, segA?n la prensa australiana.

A?QuA� es la tetraplejia?

LaA�tetraplejiaA�es un tipo de parA?lisis que afecta a los brazos y las piernas. En la mayorA�a de los casos aparece despuA�s de un traumatismo o un accidente y lo provoca una lesiA?n situada en un nivel alto de laA�mA�dula espinal, por encima de la quinta vA�rtebra cervical.

La lesiA?n afecta a la mA�dula espinal y a la transmisiA?n de las A?rdenes del cerebro hacia las extremidades del cuerpo. La parA?lisis, representada por la falta de cualquier movimiento, va acompaA�ada de una ausencia de sensibilidad en las mismas zonas con pA�rdida de la sensaciA?n deA�dolorA�y del tacto.

La persona se vuelve dependiente para todas las actividades de la vida diaria.

El gobierno les redujo la ayuda para Sam

Su madre,A�Katie Ballard,A�mantenA�a las esperanzas de que su hijo volviera a caminar y hablar como antes, sin embargo estas fueron desapareciendo.

Sam sufre de ataques, es alimentado por sondas, no puede controlar la temperatura de su cuerpo y anda en silla de ruedas.

En 2016 Sam fue elegido para recibir un subsidio de discapacidad, pero el aA�o pasado lo redujeron. Comenzaron con 490,000 dA?lares a 135,000 lo que ha causado que su familia se endeude.

SegA?n el siglo de TorreA?n la familia enfrenta al Gobierno de Australia para que no le recorten la ayuda.

Por JesA?s Sanchez.