Antonio Raed, presidente del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de la AFA, renunció a su cargo a traves de una carta enviada al Presidente del Consejo Federal, Pablo Toviggino, despues del escandaloso final del reducido del Federal A entre Alvarado de Mar del Plata y San Jorge de Tucuman.

«Renuncio por fatiga moral. Aquel que tiene mil partidos en el lomo se da cuenta cuando un arbitraje es de buena o mala fe», disparó Raed en declaraciones radiales. Y no se frenó: «El arbitraje es público y notorio, fue amañado, en todo momento generó un estado de nerviosismo a uno de los equipos. No quiero justificar cualquier tipo de reacción de estos muchachos con las pulsaciones a mil, pero que todo se dé tan amañado, tan digitado que desde lo moral puede generar ese tipo de reacción. Uno se da cuenta cuando el arbitraje es de buena o de mala fe».

 

El duelo entre Alvarado y San Jorge tiene una historia plagada de intereses detrás de su interrupción. Y un protagonista que está en el centro de la tormenta: Facundo Moyano, presidente honorario de la institución marplatense. Hijo de Hugo, mandamás de Independiente, secretario general del sindicato de Camioneros y candidato a diputado del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, en Tucumán denunciaron que fue favorecido por su vínculo con Claudio Tapia, titular de la AFA. Chiqui es el yerno del polémico gremialista.

El caso de San Martín de Mendoza

En el partido de vuelta de la final de la Región Cuyo del Regional Amateur, Sportivo Peñarol recibió en San Juan a San Martín de Mendoza. Los mendocinos habían ganado la ida por 1-0. Pero en la revancha perdían 3-0 y decidieron abandonar el partido cuando faltaban 15 minutos en protesta por los fallos arbitrales. El mismo arquero del equipo sanjuanino había advertido a los mendocinos: «Está todo arreglado en San Juan».

 

Otros casos

Otro caso fue el de Central Norte. El club salteño le ganó la ida de la semifinal de la Región Norte a Talleres de Perico y recibió bombas de estruendo camino al vestuario luego de finalizado el partido. Después de que dirigentes y jugadores resultaran heridos el Consejo descalificó a Talleres dándole a los salteños el pase a la final sin tener que jugar el partido de vuelta.

El caso que revolucionó toda la categoría e incluso uno de los mas graves fue el Juan Tejera, integrante del plantel de Estudiantes de Rio Cuarto, que consiguió el último ascenso a la Primera B Nacional y se filtraron audios en donde admitió que el equipo, que venció en la final a Sarmiento de Resistencia, fue «ayudado».

Fuente: Clarín