El escándalo está a punto caramelo y estallará justo después de que se publique la presente nota.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Refiere a una fiesta clandestina que se dio entre el viernes 23 a la noche y el sábado 24 de octubre en horario de madrugada, en una de las zonas más granadas de Mendoza, Chacras de Coria. A menos de 2 mil metros de la vivienda del gobernador Rodolfo Suarez.

Allí se congregaron más de mil chicos al ritmo de la música y las luces ad hoc. Entre la terminación del Corredor del Oeste Juan Domingo Perón y el inicio de la Ruta Panamericana (Ruta Panamericana Km 82 al 8.422 aproximadamente), subiendo 3 kilómetros por el piedemonte.

Los vecinos dijeron a MTN que el ruido y las luces eran insoportables. Por lo cual llamaron al 911.

Desde allí fue enviado personal de la Subdirección de Control de Eventos y Locales de Esparcimiento.

Desde allí confirmaron a este diario que, “se logró dar con una fogata, parlantes con música y gente bebiendo alcohol. Se le da intervención a la fiscalía, pidiendo directivas al Ayudante Fiscal Paula Gutiérrez, quien por órdenes del Fiscal de Turno autoriza el desalojo inmediato del lugar”.

De acuerdo al parte al que tuvo acceso MTN, tanto el personal policial como de Diversión Nocturna sufrieron insultos por parte de los que allí se convocaron, “así como la recepción de piedras que tiran los mismos desalojados”.

Si lo antedicho suena insólito, lo que sigue directamente es asombroso: “Una vez retirada la gente se vuelve a escuchar música, por lo que se procede a subir unos 300 metros más aproximadamente, encontrando una fiesta clandestina con DJ, música, alcohol, máquinas de humo y luces, por lo que se procede nuevamente al desalojo”, explica el parte de marras.

Desde el Ministerio de Seguridad explicaron que el operativo “se realizó con una salida pasiva de personas, sin represión y siempre con un diálogo ameno con las mismas, en búsqueda de una situación pacífica de control”.

Finalmente, fueron detenidas solo tres personas y se retuvieron 2 vehículos de los 150 que estaban estacionados.

Intervinieron en el operativo la subdirección de control de eventos y Locales de Esparcimiento, la Policía vial, el municipio de Luján, la UEP departamental, la comisaria N° 30 de Luján de Cuyo y cuerpos especiales.

Fuente MtnDigital.