La Asociación de Viñateros de Mendoza tuvo una intensa labor en estos meses con el objetivo de seguir acompañando a los productores y defender el precio de las uvas. A comienzos de enero y como ocurre cada año, la entidad conducida por Eduardo Córdoba, presentó en sociedad los precios sugeridos de venta de uva por kilos segmentadas por varietales, sumándole nuevamente un hecho inédito como fue el consenso con otras entidades de San Juan. Paralelamente se trabajó en el convenio que se suscribió con el Instituto Nacional de Vitivinicultura en los estudios de estimación de cosecha. La actividad no se detiene, pero el primer balance en ambas acciones son más que gratificantes.

Respecto a la estimación impulsada por el INV compartimos que en nuestros asociados relevados se presentaba una disminución en la producción de uvas. En la nueva metodología trabajaron ingenieros de la Asociación de Viñateros de Mendoza y se relevaron fincas de asociados lo que permitió además conocer a ciencia cierta la realidad de los productores de todos los oasis de la Provincia, ya que AVM tienen representación en todos los departamentos vitivinícolas.

“Hemos podido trabajar de gran manera con el señor Martín Hinojosa, quien abrió la información y los números de su institución a las entidades. Esto nos allanó el camino para colaborar con la estimación, el trabajo de nuestro equipo técnico estuvo a la altura de las circunstancias y esperamos año a año poder seguir participando y sumar más parcelas de nuestros asociados.”, asegura Eduardo Córdoba.

Mención aparte merecen estas mermas significativas de la producción, donde además de los acontecimientos climáticos como las heladas tardías y tormentas graniceras, vemos algo que se viene repitiendo sistemáticamente y hace más de 5 año los venimos enunciando. «El productor se está descapitalizando y eso influye notoriamente en la productividad. Hemos podido constatar que los productores que, sin haber sufrido accidentes climáticos, vienen año tras año bajando su producción”, asegura Matías Manzanares.

En cuanto a la compra por parte del Gobierno de Mendoza de uva criolla para mosto a 20 pesos el kilo, y malbec desde $ 40 a $ 60 el kilo dependiendo la zona, vemos que es una herramienta importante e indispensable para tonificar los valores de las mismas y una vez más observamos que coinciden con nuestros valores de referencia sugeridos. Si bien seguiremos insistiendo en equiparar los ingresos entre toda la cadena, sabemos que esta suba da un espaldarazo a los productores que siempre han sido el eslabón más perjudicado de la cadena productiva.

Con respecto a este precio sugerido, se han mantenido reuniones con productores y se puso a disposición asesoramiento legal, fiscal y técnico para que cada uno de los viñateros puedan defender sus derechos. Siempre, la Asociación de Viñateros de Mendoza, les pide a los productores que no cedan a las presiones.

Fuente: AVM