El esperado videojuego FIFA 19 llegó oficialmente el viernes al país, para muchos el simulador que mejor recrea el deporte más popular del planeta. La clave de su éxito, más allá que la pasada edición recibió críticas por su jugabilidad, radica en la cantidad de ligas, equipos y estadios oficiales con los que cuenta. Mucho más ahora que se quedó con la Champions League, el último torneo de peso que le faltaba y que era propiedad de PES 2019, su rival histórico en la lucha por el predominio del fútbol virtual.

Pero no todas son buenas noticias para el videojuego de EA Sports. Unas semanas antes de su lanzamiento, FIFA 19 reveló la lista de equipos oficiales que iba a tener el juego y rápidamente llamó la atención la ausencia de Boca Juniors.

Tras perder los derechos de la Champions League y la Europa League luego de una década , la compañía japonesa Konami se le adelantó a la estadounidense EA Sports ofreciéndole a Boca Juniors un contrato de exclusividad inédito por los próximos 3 años, dándole a los fanáticos del juego en las consolas PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC la posibilidad de utilizar a los jugadores reales con los uniformes e iconografía actuales, incluyendo el legendario estadio de La Bombonera.

«Lamentablemente Club Atlético Boca Juniors ha tomado la decisión de no formar parte de FIFA 19. Ha sido un placer trabajar con el club durante tantos años, continuamos manteniendo una excelente relación y esperamos volver a trabajar juntos en un futuro», le aseguró Patricia Palencia, EA Sports iComms Manager LATAM, al diario Clarín.

Por su parte, los hinchas del Xeneize y fanáticos del juego volcaron toda su bronca por el anuncio en las redes sociales. Lejos de conformarse, los mensajes estuvieron apuntados principalmente hacia el presidente Daniel Angelici y los miembros de la Comisión Directiva, aunque también hubo reproches contra la gestión de Mauricio Macri.