En un combate que se vivió con intensidad hasta el final, el bombón asesino, Yésica Patricia Marcos perdió por decisión unánime ante Segolene Lefebvre, en el país galo. La sanmartiniana, actualmente radicada en la República de Chile, dió todo su potencial y en algunos momentos pareció obtener superioridad ante la pugil francesa. Pesó la localía y el poder de decisión de los jurados.

«Gracias a todos los que me siguieron por las redes sociales. Así es salir a otro país» dijo la morocha boxeadora en la transmisión que realizó por su página de Facebook y que se vivió en todo Mendoza a través de 2634.